El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista lamenta que la regeneración no solo no haya llegado a CyL, sino que la corrupción sigue por el mismo camino

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Luis Tudanca, aseguró hoy que Castilla y León está “ante la última oportunidad de recuperar a una generación entera –una más- que se ha marchado por la falta de oportunidades”.

Así lo señaló Tudanca tras la reunión de la Junta de Portavoces en la que informó de que preguntará al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, por las medidas que toma la Junta para evitar el “éxodo juvenil” durante el pleno de las Cortes, que se celebrará el próximo martes.

Tudanca calificó de “intolerable” y de “absoluta vergüenza” que Mañueco diga que el hecho de que se tengan que marchar es “una oportunidad”. “Esto es una falta de respeto a los miles de jóvenes que se han tenido que marchar y a sus familias que han visto cómo sus hijos se han marchado para no volver”, censuró el portavoz socialista.

Según añadió, Castilla y León siguen perdiendo población y talento y está ante la última oportunidad de recuperar a una generación entera que se ha tenido que ir por la falta de oportunidades y por el fracaso del proyecto político del PP.

Durante la sesión de control, los procuradores socialistas interpelarán a la Junta por los últimos casos de corrupción, como la venta de vehículos de la Consejería de Fomento, los cursos de formación de la Consejería de Empleo o la presencia del exdirector de la Policía Nacional y asesor de la Junta Ignacio Cosidó en la época en la que supuestamente el PP desvío fondos reservados para tapar su corrupción.

“Parece que la regeneración no ha llegado a Castilla y León, no solo que las cosas no han cambiado, sino que siguen por el mismo camino y continúan ensuciando las instituciones y avergonzándonos con los casos de corrupción que asolan esta tierra”, concluyó Luis Tudanca, quien informó también de que el PSOE defenderá una Proposición no de Ley sobre memoria histórica y otra sobre atención a personas sordas.

 

Valladolid, 14 de febrero de 2020