Luis Tudanca advierte que “la Junta llega tarde en la adopción de medidas que palíen la situación económica y social” e insiste en la necesidad de afrontar con prudencia y responsabilidad la fase de desescalada.

El secretario general del PSOECyL y portavoz en las Cortes, Luis Tudanca, que compareció en rueda de prensa a través de videoconferencia tras la celebración de la Junta de Portavoces advirtió que “Castilla y León llega tarde para la adopción de medidas que palien las consecuencias económicas y sociales de esta crisis” por lo que reclamó a la Junta de Castilla y León la puesta en marcha de forma inmediata de recursos para un Fondo de Emergencia Social.

”Más de un mes y medio después del estado de alarma sigue sin estar en marcha ni una sola de las medidas anunciadas por la Junta para hacer frente a la consecuencias económicas y sociales de la pandemia. No ha llegado ni un solo euro de presupuesto autonómico adicional a los castellanos y leoneses”, señaló.

El líder socialista  afirmó que “la Junta no puede esperar más” por lo que pidió al gobierno de Mañueco la puesta en marcha de forma inmediata de recursos para un Fondo de Emergencia Social que refuerce los servicios sociales , incremente los recursos para luchar contra la violencia de género , fortalezca otros servicios como la teleasistencia  y dote de recursos suficientes a los ayuntamientos que están  costeando con fondos propios y del Estado , sin dinero de la Junta, la alimentación de los menores en situación de vulnerabilidad.

Asimismo, reclamó a la Junta que ponga a disposición de las familias todos los instrumentos necesarios para garantizar el derecho básico a la educación “porque esta brecha social y digital en el ámbito educativo no puede esperar más.”

En su intervención, Tudanca señaló que la desescalada se tiene que realizar con criterios únicos para todo el Estado y que debe ser el Gobierno de España con los expertos y las autoridades sanitarias, quienes establezcan criterios generales para todo el país  y consideró oportuno que “con todas las garantías que establezcan los expertos  y con planes específicos” se tenga en cuenta a las comunidades autónomas para que aquellas zonas rurales en las que la desescalada puede ser más fácil porque así lo indican los datos, puedan llevarla a cabo antes más allá del ámbito de la provincia que se va a establecer como unidad básica.”

“Tiene que llevarse a cabo bajo el paraguas de  criterios generalaes y homogéneos para todo el país y con planes específicos de las comunidades autónomas que garanticen la seguridad para la autorización por parte del Gobierno. No puede convertirse en una batalla política. Tiene que tener como absoluta garantía la salud de los ciudadanos”, insistió.

En este sentido, recomendó a la Junta de Castilla y León “prudencia y humildad” “No estamos para dar lecciones a nadie ni caer en fanfarronadas. Lamentablemente somos una de las comunidades autónomas con los peores datos de contagio y fallecimientos y  con una situación muy complicada en las residencias de mayores.”

En esta línea, Tudanca manifestó que la pandemia ha puesto de manifiesto todas las debilidades y problemas que arrastraba el  sistema sociosanitario de las residencias de personas mayores,  que no ha resistido bien, fruto, entre otras cosas, de la privatización,  y por ello es necesario abordar cuanto antes la protección de todas las personas mayores que se encuentran en las residencias.

El líder socialista reiteró que “éstos son tiempos para la empatía”  y que  el PSOECyL, que valorará la gestión de la Junta cuando toque, ha querido estar con la Junta en todo momento  y con los profesionales  y responsables de la consejería de Sanidad  a los que ha tocado estar en primera línea de la batalla.

“Sabemos y sentimos el dolor que esta pandemia ha ocasionado en todos los ámbitos  de la sociedad”, señaló a la vez que defendió  el mantenimiento en la sanidad pública de todos los profesionales de la sanidad contratados durante la lucha contra la pandemia. “Les necesitábamos antes y  ahora han demostrado ser imprescindibles.“

Finalmente, consideró que la celebración del Pleno de las Cortes el próximo 12 de mayo es una buena noticia en lo que se refiere a la transparencia y como síntoma de cierta recuperación de la normalidad, “siempre dentro del mantenimiento de la prudencia y de la responsabilidad, que en Castilla y León donde la situación de la pandemia sigue siendo muy grave, deben de ser más intensas.”

Valladolid, 28 de abril de 2020