El líder socialista rubrica un acuerdo que refuerza la sanidad pública, incrementa las plazas residenciales y aumenta las becas  

El secretario general del PSOE de Castilla y León y portavoz en las Cortes, Luis Tudanca, firmó hoy el ansiado Pacto para la Recuperación Económica, el Empleo y la Cohesión social de Castilla y León impulsado entre el líder socialista y el presidente de la Junta.

El acuerdo, al que se incorporaron los demás grupos parlamentarios, contiene un total de 86 medidas que refuerzan nuestra sanidad pública, paralizan la reforma de la Atención Primaria iniciada por el Gobierno de Mañueco, reabren los consultorios, incrementan las becas y reducen las tasas universitarias, entre otras medidas de un calado social nunca antes visto en la Comunidad.

Se trata, sin duda, de medidas que figuraban entre las propuestas de Luis Tudanca, como ejes prioritarios de la “política útil” defendida por el líder socialista. “En tiempos de miedo y zozobra, con este acuerdo, queremos darle a la gente seguridad y esperanza”, sostuvo Tudanca al finalizar el acto.

“Es una respuesta también frente al ruido y la furia. Apostamos, y lo hacemos juntos, por construir”, afirmó Tudanca ante la atenta mirada de los demás grupos parlamentarios, el presidente y el vicepresidente de la Junta y los medios de comunicación que ejercieron de testigos del acto.

“Me da igual quien gane políticamente con este acuerdo, mientras quienes ganen con estas medidas sea la gente de Castilla y León, porque gana la sanidad, ganan los servicios sociales, gana la educación. En definitiva, gana Castilla y León”, aseveró.

Pero hasta llegar a este acto, Tudanca tuvo un recuerdo por los fallecidos a causa del temible covid-19: “este acuerdo se lo debíamos a todos los que hemos perdido durante la pandemia. A todos los que se han jugado su salud y su vida por protegernos”.

Dejó claro, sin embargo, que “estamos ante una gran responsabilidad porque, si la política no es útil ahora, si no estamos a la altura ahora, ¿cuándo lo estaremos?

El documento firmado hoy entre Junta de Castilla y León y grupos parlamentarios en las Cortes de Castilla y León incluye, además, un fondo extraordinario para la recuperación de nuestra sanidad pública de 250 millones de euros.

También un plan de refuerzo de la Atención Primaria que incluye: la contratación de profesionales y suministros (EPIs), epidemiólogos y especialistas de medicina preventiva.

Se mejorará la dotación de Unidades de Cuidados Intensivos (UCIs).

Se garantizará que el gasto sanitario se oriente en el 7% del PIB  y se aumente de manera progresiva la participación de la Atención Primaria en el gasto sanitario total.

El PSOE de Castilla y León ha logrado también incluir un incremento del 25% de las plazas residenciales públicas antes de que acabe esta legislatura y el 33% de las plazas de convalecencia sociosanitaria.

Se pondrá en marcha un nuevo Plan de Inversiones Sociales Prioritarias, que establezca las infraestructuras y equipamientos de carácter sanitario, educativo y social, que alcanzará 728 millones de euros.

El Pacto incluye una de las demandas más firmes del PSOE de Castilla y León ante la necesidad de que “los que más tienen o heredan deben aportar más”: se suspende la reforma del Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

En materia educativa, además de la rebaja de tasas y del incremento de becas en ocho millones de euros, se destinarán otros tres millones de euros en ayudas directas a familias para la compra de ordenadores y tablets.

Y respecto a la vivienda, el PSOE de Castilla y León ha logrado que el Pacto incluya fondos adicionales para que las ayudas al alquiler lleguen a todos los solicitantes que cumplan los requisitos.

 

Valladolid, 17 de junio de 2020